Caerse está permitido, levantarse es obligatorio

Seguramente no recuerden lo que estaban haciendo el pasado 26 de febrero de 2017 a las 22:20. Por aquel entonces corría el minuto 35 del Villarreal 0-0 Madrid. Sergio Asenjo se rompía por CUARTA vez el ligamento cruzado anterior.

Dicen los que saben, que la rotura del LCA junto con el talón de Aquiles, son las peores lesiones para un deportista. A Asenjo lo han intentado tirar su rodillas al suelo cuatro veces, pero otras tantas se ha vuelto a levantar.

Ocho meses de trabajo, dolor y más trabajo. Ocho meses hasta llegar al día de ayer, donde al fin, con su afición en las gradas volvía a jugar al fútbol.

Gracias Sergio, por caerte para luego levantarte, el mundo del deporte te necesita mucho más de lo que la gente pueda pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *