Fallar un penalti, mejor victoria

Los sábados y domingos por la mañana miles de jóvenes juegan los partidos de sus distintas ligas y categorías. Alevines, infantiles, cadetes, juveniles y hasta el fútbol profesional disputa y compite los fines de semana con el objetivo de ganar, aunque a veces también de aprender.

El pasado sábado 20 de enero, el entrenador del Nuevo Boadilla, decidió que ese día no tocaba ganar, tocaba aprender. Se enfrentaban a la Asociación Juvenil CODEC, en Alcobendas. Un partido de categoría alevín, es decir, niños y niñas de 10 años de edad.

Faltando 5 minutos para terminar el partido y con 2-2 en el marcador, un jugador del CODEC cogió el balón con mano dentro del área, tras pensarse que el árbitro había pitado falta. No fue así, y el colegiado siguiendo el reglamento pitó penalti.

Cesar Ruñiz, entrenador del Nuevo Boadilla, no vio justo que fuesen a ganar por ese error, por lo que le dijo al encargado de tirar el penalti que lo mandase fuera.

“Son los valores que me enseñaron desde chiquitito”

A veces, fallar un penalti es mucha mayor victoria, que un 3-2 en el minuto 85 de partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *