Toma mis zapatillas y gáname

En el pasado Camponato de Europa de Bádminton, la húngara Laura Sarosi se enfrentaba a Scnaase en segunda ronda. Un torneo que era clasificatorio para  los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. En un percance del juego Scnaase rompió sus zapatillas, y al no permitirle el árbitro ir al vestuario a por otro par se veía obligada a abandonar. Pero la jugadora húngara le prestó un par para que pudiese terminar el partido. Encuentro que venció, dejando a Sarosi sin plaza para Rio.

“Para mí el gesto no fue algo grande, pero me he dado cuenta con el tiempo de que para la gente sí lo fue”

Lo que no sabía la jugadora húngara es que ese pequeño gesto, le terminaría suponiendo el Premio Reina Sofía al juego limpio en los Premios Nacionales del Deporte. Gracias Laura por enseñar que a veces ganar no es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *