La honra de dejarse un gol

Ejemplos de malas formas, violencia y falta de deportividad, por desgracia, los tenemos demasiado a menudo. También esos resultados abultados en encuentros que miden a los más pequeños, donde destaca mucho más el sufrimiento y la tristeza del que pierde que la alegría del ganador. Aunque a veces, el gol de la honra se convierte en la honra de dejarse un gol.
 
El Barranco Hondo vencía el pasado fin de semana por 12-0 al Duggi, cuando los jugadores locales, sin oponer demasiada resistencia, permitieron anotar el gol de la honra, el 12-1.
 
Gol que como se ve en el vídeo alegra tanto a la grada, como al goleador, o como al equipo. Y es que entre 12 y 11 goles de diferencia a veces encontramos gestos tan bonitos como estos que nos recuerdan que lo importante para los más pequeños ha de ser siempre, divertirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *