Consuelo de ganadores

Perder siempre duele, y más cuando lo haces contra tu eterno rival, da igual que sean categorías inferiores o fútbol profesional, si un deportista quiere ganar es cuando hay rivalidad.

Da la casualidad que muchas de estas rivalidades terminan por enfrentar a los mismos jugadores a lo largo de años y años. No sabemos si en este caso será así, pero si sabemos que aquí hay una base para hacerlo con deportividad.

El benjamín A del FC Barcelona se proclamó ayer, campeón de la ‘IscarCup’, tras vencer a su eterno rival, el Real Madrid en la final por 0-2. Antes de celebrar la victoria los chavales de apenas 10 años, no dudaron en consolar a sus rivales.

Duele perder, pero si se pierde, al menos que sea con el consuelo de los ganadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *