“Campeón del señorío con leal rivalidad”

Así rezaba un himno antiguo del Real Club Deportivo Espanyol que bien valdría para describir lo vivido este fin de semana entre en el derbi frente al Barcelona Femenino Infantil.

Ganar un derbi siempre es algo que motiva, incluso empatarlo, pero no, si es traicionando los valores de un club por mucha rivalidad que haya. Eso pensó el Infantil Femenino del Espanyol cuando en una jugada donde una rival se dolía en el suelo marcaron el gol del empate a 3.

“No importa que sea un tanto para no perder un derbi. Los valores pericos y la deportividad van siempre por delante.”

Así publicaba el Espanyol en sus redes sociales que las jugadoras del infantil se dejasen marcar el definitivo 4-3.

El gesto les costó la derrota en el derbi, pero hizo que sus valores y la lección perdurasen mucho más en el tiempo que un efímero resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *